Alcaudon colirrojo

Alcaudon colirrojo

sábado, 31 de mayo de 2014

Polonia. Cracovia y Cárpatos (12-20 Abril 2014). 3º parte.

Apuntes fotográficos

Como deferencia a algunos nuevos entusiastas de la fotografía podría ser de utilidad compartir algunos consejos relativos a la técnica y la composición fotográfica, aprovechando algunas imágenes del viaje a Polonia. Y como el blog es precisamente para compartir, vale la pena hacerlo tanto con los buenos ratos como con los conocimientos de cada uno. 

Suele pensarse que una cámara de marca "prestigiosa" o un objetivo de tamaño considerable son sinónimos de buenas fotos. El viejo mito de que el tamaño importa...Bueno, a veces si que es importante...

Nada más lejos de la realidad. Con una cámara "normalita" se pueden hacer fotos estupendas y quizá la única excepción es la fotografía muy especializada: para hacer fotos de noche en un campo de fútbol necesitaremos un objetivo luminoso, necesariamente de un precio astronómico. 

Para conseguir buenas imágenes es preciso dominar dos cosas: la técnica de la fotografía y la composición de la imagen. De nuevo, contrariamente a lo que se suele creer, la técnica fotográfica básica es bastante más sencilla de lo que creemos. El fotógrafo David Hockney decía que el aprendió la técnica en una semana, pero sin embargo tardó mucho más en hacer buenas fotos. 

Nada mejor que ilustrar algunos aspectos con algunos ejemplos del viaje a Polonia. 

La profundidad de campo
Hace referencia al zona nítida, enfocada de la fotografía. Es algo que casi siempre nos interesa controlar. Por ejemplo, en un paisaje en general nos interesará que salga enfocado casi todo, desde el primer término hasta el fondo. En un retrato nos interesará que el fondo esté desenfocado, para realzar al retratado.

La profundidad de campo depende de tres factores: 
1. El diafragma: a diafragmas mas cerrados (tienen un valor más alto, como pe F22) más profundidad de campo y a diafragmas mas abiertos (pe F4) menos profundidad de campo
2. La longitud focal del objetivo ( se mide en mm): a mayor longitud focal menos profundidad de campo y viceversa. 
3. El punto de enfoque: si enfocamos objetos muy cercanos la profundidad de campo es mínima (por ejemplo en macrofotografía) y viceversa.

Otro punto importante es que la profundidad de campo se extiende mas por detrás que por delante del punto de enfoque exacto. 

Veamos un ejemplo de los dos primeros factores: diafragma y longitud focal.


    Longitud focal 70 mm, F4, 1/400 seg, 200 ASA 

    Longitud focal 250 mm, F7, 1/200seg, 200 ASA.

Fijaros que en la 1º foto las hojas están enfocadas de manera similar a la 2º, pero sin embargo el fondo esta mucho mas desenfocado en la segunda a pesar de que el diafragma está algo mas cerrado. ¿Por qué? Porque la longitud focal es mucho mayor en el segundo caso. Fijaros además que el desenfoque o bokeh es mas cremoso y bonito en el 2º caso.  

Fotoconsejo: para desenfocar diafragmas abiertos y focales largas. 

Un ejemplo de la mínima profundidad de campo en distancias cortas de enfoque, a pesar de que el diafragma esta bastante cerrado

    Longitud focal 70 mm, F8, 1/25 seg., 200 ASA. 

El control del movimiento
Depende de la velocidad de obturación, es decir, del tiempo en que el obturador permanece abierto para exponer correctamente la fotografía. Cuanto mas rápido se mueva el objeto mas corto deberá ser este tiempo (por ejemplo 1/1000 de segundo). Pero en ocasiones nos interesa el efecto contrario para lograr un efecto artístico. La gracia de la siguiente imagen no es congelar el movimiento sino todo lo contrario y para ello se ha utilizado una velocidad de obturación muy lenta (en ocasiones sera preciso utilizar trípode).

    Longitud focal 16 mm, F22, 1/8 seg, 100 ASA.

Fotoconsejo: para que las fotos no queden movidas, trepidadas (no es lo mismo que desenfocadas), utilizar una velocidad de obturación al menos igual a la longitud focal. Por ejemplo con el tele a 400 mm disparar a 1/500 seg. Sin embargo si nuestra cámara o objetivo lleva un estabilizador de imagen  podremos disparar entre 2 y 4 veces mas lento de lo que dice este fotoconsejo. 

El encuadre
Las imágenes se pueden encuadrar de muchas maneras. Os pongo un par de ejemplos de la misma imagen con dos encuadres distintos y pensar en cual de ellas os gusta mas. 

    Ejemplo 1


    Ejemplo 2


Aunque  para gustos colores, espero que penseís que os gusta  mas la 2º opcion en los dos casos. En el ejemplo 1 los "expedicionarios" se mueven hacia la izquierda, por lo que "chocan" enseguida contra el lado izquierdo de la imagen en la 1º opción. Sin embargo en la 2º opción tienen espacio para seguir caminando y no rompemos la imagen de movimiento que sugiere la foto. En el ejemplo 2 pasa algo parecido y queda mejor en la 2º opción ya que la vista del retratado tiene mas espacio por delante por el lado derecho, que es precisamente hacia donde mira. 

Fotoconsejo: en imágenes con movimiento o con recorrido visual dejar siempre espacio o aire hacia el lado hacia donde se dirige el objeto o donde se mira. 

Otro ejemplo de encuadres diferentes de la misma imagen. De nuevo pensar en cúal de ellos os gusta mas. 



De nuevo espero que os guste mas el segundo. ¿Por qué? Pues porque la imagen tienen más profundidad y además esta compuesta basándose en la regla de los tercios, que comentaremos ahora. Además la primera imagen es excesivamente simétrica. 

La regla de los tercios
Se trata de una regla de composición que viene de la pintura, que en el fondo era la única forma de "fotografiar" antes de que el Sr. Dagerre inventara la fotografía. Se basa en dividir el fotograma en tercios y colocar los puntos de interés en las zonas de intersección. Suele ir muy bien para paisaje, colocando el horizonte en función de lo que tenga más interés (el cielo o la tierra). En el ejemplo fijaros que es más interesante el cielo que la tierra. 


Proporciona fotos muy equilibradas, aunque en ocasiones podemos optar por composiciones más simétricas, como en el ejemplo siguiente, ya que la gracia está en el efecto especular del reflejo en el lago. 


Os pongo algunas imágenes de Polonia con la regla de los tercios. Hay además otro elemento importante, que es la diagonal de la pista que nos añade movimiento (visual por supuesto) a la foto. Nuestra vista sigue inconscientemente dicha diagonal que nos lleva al centro de interés, la gente en el segundo caso.  



Un par de ejemplos mas. Fijaros que en el segundo caso hemos respetado un encuadre con más aire hacia donde mira el gato y que la planta en vertical de la derecha hace de contrapunto y contribuye a equilibrar la fotografía. 



Efectos artísticos: efecto zoom.
Uno de ellos es realizar un efecto, que suele quedar muy expectacular, accionando el zoom del objetivo.  Puede hacerse también en el procesado digital, pero a mi me gusta más en vivo y en directo. Para ello es precisa una velocidad de obturación lenta (en general inferior a 1/2 seg) para que nos de tiempo a accionar el zoom, lo que nos obligará a cerrar bastante el diafragma (F16-F22) y a utilizar ISOS bajos (100-200 ASA). Es ideal en dias nublados por ello. Mientras que apretamos el disparador movemos a la vez el zoom de la camara modificando la distancia focal. Lo mas cómodo es de angular a tele, para que el centro quede algo más enfocado. Es cuestión de hacer pruebas y seleccionar la que queda mejor. 

Fotoconsejo: en dias nublados, grises, con mala luz, dedícate a experimentar o a captar detalles o "micropaisajes". No hay días malos para fotografiar, sino fotógrafos con poca imaginación...





Un par de imágenes que reflejan otros dos elementos de la composición: la profundidad y utilizar líneas visuales que se dirijan al elemento de interés. 



Y recordad que la fotografía es luz. Y en ocasiones la diferencia entre una foto normal y buena esta en el momento preciso, en la oportunidad. 



















viernes, 23 de mayo de 2014

Polonia. Cracovia y Cárpatos (12-20 Abril 2014). 2º parte.

"Micropaisajes"

En contraposición a una visión mas amplia, de más cobertura, incluso más grandiosa, estarían lo que llamo "micropaisajes", por llamarlos de alguna manera. Son visiones parciales, en ocasiones minúsculas...Lo pequeño también es hermoso...

Para ello va muy bien poder aislar los motivos con el teleobjetivo o bien acercarse mucho a ellos, sin llegar a la macrofotografía, con objetivos normales o angulares. Veamos algunos ejemplos, empezando por esos expectaculares rojos del día en que pudimos ver al pico tridáctilo en el PN Babia Gora. A mi me inspiraron más estas visiones que captar toda aquella loma con un angular. 






En otras ocasiones aislar un elemento del fondo mediante el teleobjetivo o mediante un diafragma mas abierto nos permite realzar lo que nos interesa: esa rama quemada, esas hojas de haya que han resistido todo el invierno a la nieve o esas flores que crecen sobre un tronco abatido. 




De nuevo el uso del tele nos permite desenfocar el fondo con un agradable aspecto (el bokeh que dicen los fotografos) y encontrar la inspiración con motivos en apariencia banales...Cuantas veces paseamos por el bosque y no nos fijamos en esas primeras hojas de las hayas, en las inforescencias de los sauces o esas hojas que persiten.




Los paisajes más urbanizados también permiten captar esos viejos colores o esas texturas que a mi tanto me gustan. 




Para acabar este bloque recordar que entre pájaro y pájaro o entre paisajes y retratos también hay que fijarse en esa humilde vegetación, que captada parcialmente nos puede dar imágenes cuanto menos diferentes. 









lunes, 19 de mayo de 2014

Polonia. Cracovia y Cárpatos (12-20 Abril 2014). 1º parte.

Paisajes. 

Como en otras ocasiones vuelvo a hacer de conejillo de indias con la 1º salida de Spainbirds a Polonia, titulada algo eufemísticamente "1º expedición"...Qué grande eres Santi...Te arriesgas a que la primera vez no salga todo tan redondo, pero también es posible que la salida no se vuelva a repetir. En esta ocasion Oriol no ha podido acudir por coincidirle con las prácticas del Curso de monitores. Yo creo que no se acababa de creer que fuera solo. 

Salimos desde Barcelona para quedar en Munich con el resto de "expedicionarios", en compañía de Teresa y Fernando, dos de los habituales en estas salidas. Tras reencontrarnos con el resto del grupo llegamos a Cracovia donde nos recibe Felix, nuestro guía local, acompañado de nuestro muy eficiente chófer, Peter, que a lo largo del viaje se mereció el apelativo de "Peter Kubica", en alusión a su compatriota piloto. Dormimos en el Hotel Azalia, en las afueras de Cracovia. Y nada mejor que ver a los "expedicionarios", aunque en este caso la foto es del final del viaje. 



Empezamos esta 1º entrada con los paisajes. En la 2º entrada seguiremos con lo que yo denomino "micropaisajes", es decir una visión mas reducida, aislada o concreta, en contraposición a la amplitud o grandeza del concepto clásico del paisaje. También os aviso que en otra entrada, que llamaremos "Apuntes fotográficos" trataremos algunas cuestiones técnicas y de composición que creo que os pueden interesar. Va por vosotros..Chus y Edu. Antes que nada comentar que me ha sorprendido gratamente el país, o al menos la zona que hemos visitado. Además me ha parecido gente muy trabajadora. 

La primera salida fué por el cercano bosque de Niepotomicka, que visitamos en dos de sus sectores por la mañana y la tarde. Son bosques magníficos, que aunque explotados mantienen zonas en que se respeta al bosque primigenio. Las imágenes a primera hora le dan ese aspecto fantasmal, brumoso, lleno de magia. 





Al día siguiente, tras recalar en Lapsze Nizne en la Pension Novak, ya en plenas montañas Pieniny, pudimos contemplar los magníficos Tatra, la cadena montañosa más alta de Polonia, con cumbres de más de 2500 metros y un ambiente alpino. De hecho nos cayeron varias nevadas a apenas 1000 metros de altitud. Sin duda un magnífico lugar para trekking. 






De hecho, en dos ocasiones más subimos al collado con la esperanza de ver al pito cano y las dos veces nos sorprendió una nevada. La zona se denomina Spitz . Fijaros en la diferencia de las casas antes y después de la nevadita. En todo caso, para mediterráneos como nosotros, poco acostumbrados al níveo elemento, un aliciente más para el paisaje. 








A continuación algunos paisajes de la zona del pantano de Smomowcyce y del bosque de Falsztyn.  La última imagen esta tomada hacia abajo, desde la Tres Coronas. 







Cambiamos de zona para dirigirnos al PN de Babia Gora, que estaba bastante nevado en aquel momento, en una zona muy "suiza", pernoctando en el Zawoja Jawor Hotel. Aquí por fin pudimos disfrutar de algún día soleado. Las típicas iglesias de madera son especialmente atractivas para nosotros. Me llamó la atención el curiosísimo gallinero tradicional hecho con ramas, muy dúctiles, de arboles de ribera: barato y renovable, aprovechando las talas de los extensos bosques polacos. 




Las lagunas de la zona de Auschwitz, concretamente los humedales de Zator, también se prestan al paisaje. Me sorprendió que la mayor parte eran de origen artificial, creo recordar que para que la nobleza tuviese una alternativa a la carne los días de cuaresma...Seguramente luego se inventaron las bulas: pagando San Pedro canta...




Siempre me ha gustado fotografiar los carrizos. El tono dorado, su textura y su ondeo con el viento siempre me han parecido muy fotogénicos. Ahí van algunos ejemplos. Lástima que esa luz mágica del atardecer sólo durara unos segundos. Como los trigales, siempre me han sugerido un ondulante mar. 




Por último, antes de pasar a los micropaisajes de la 2º entrega, recordad que incluso lo menos fotogénico, como un lodazal de una marisma, puede ser atractivo si se encuentra el angulo y la luz adecuada. En este caso la acompañante fotógrafa de Felix y yo mismo buscamos idéntico motivo. Otros paisajes los reservo para la entrega de apuntes fotográficos.