Pumba

Pumba

martes, 14 de marzo de 2017

Uganda 2016. Novena jornada: Animales peligrosos.

Uganda 2016: Kirimia (Semiliki National Park)-Fort Portal-Kiambura (Queen Elizabeth National Park)-Pumba Safari Cottages. 
(16 de Octubre 2016)

De nuevo nos toca, tras visitar los bosques en Kirimia, un traslado hasta las mesetas del Queen Elizabeth Park, donde nos alojaremos en el pequeño lodge de Tony, llamado Pumba Safari Cottages.  

Lo de animales peligrosos vienen porque por la mañana nos tropezamos en el camino con una de las serpientes más venenosas de África, la mamba de Jameson y al caer la tarde pudimos ver a placer a otro de los animales más peligrosos, es decir elefante africano. 

Creo recordar que comimos de nuevo en Fort Portal, nudo estratégico entre el Queen Elizabeth, Semiliki y el Kibale Forest. Jornada sin demasiadas imágenes, en contraposición a la siguiente jornada, pletórica en cantidad y calidad. 

Abandonamos el algo precario pero acogedor Campsite del National Park Bandas en Semiliki, tras charlar un rato con la familia de uno de los guardas que nos acompañarán luego al bosque, que vive allí mismo.  


Pequeña cabaña en la que dormimos. No había agua caliente, que tampoco
hacia falta, pero las sábanas estaban limpias. De madrugada refrescó
un poco y pudimos dormir bastante bien. 

Charlando con uno de los guardas y su familia. 

Este es su hijo, que ya apunta maneras. 

Curso breve de iniciación a la Eskoria Fotográfica

Empezamos por un paseo por los bosques de la zona de Kirimia, para ver aves forestales. Es un bosque mas luminoso que el de Kibale y vimos más especies sin duda. Es preceptivo también hacer el recorrido con un guarda delante y otro detrás, con los casi obligatorios AK-47. Empezamos con las aves. 


Toco pardo o Red-billed Dwarf Hornbill (Tockus camarus). 

Zorzal de Fraser o Rufous Flycatcher-Trush (Stizhorina fraseri). 

Eurolaimo flanquirrojo o Rufous-sided Broadbill (Smithornis rufolateralis). 
La foto la tuvo que hacer Oriol entre las ramas porque yo no lo veía. 

Bulbul colirrojo o Red-tailed Greenbul (Criniger calurus). 

Bulbul de Xavier o Xavier's Greenbul (Phyllastrephus xavieri). 

El paseo fué muy agradable, sin un calor excesivo. Hay diversos senderos en el bosque. Llegamos hasta una zona pantanosa llena de árboles muertos. Al reanudar el camino el guarda delantero se dio cuenta de que una serpiente esperaba al borde del camino a ver que hacíamos. Nos hizo parar y entonces se deslizó hacia el agua. Preferí verla antes que fotografiarla, cosa rara en mi...

Posiblemente una Böhm's Bush Squirrel (Paraxerus boehmi). 

Toni caminando sobre una frágil pasarela. 

El grupo al completo, con un guarda delante y otro detrás. 

Este árbol crecía alrededor de otro, hasta asfixiarlo. 

Toni, Tony y Carlos (Charlie) en Kirimia. 

Pantanosa zona en que se adentró el temido reptil. 

Mamba de Jameson (Dendroaspis jamesoni). 
La foto es testimonial, cortesia de Charlie. 

También vimos algunos interesantes invertebrados, aunque hay que remarcar que las mariposas eran casi imposibles de fotografiar por la rapidez de su vuelo y porque no se paraban casi nunca. Ahí van algunas imágenes. No las comento porque no conozco las especies. 





Pero sin duda las mejores imágenes de esa mañana fueron a la flora. Como siempre digo, a falta de pájaros buenas son otras fotos, sean insectos, rocas, texturas o la flora local. Espero que os gusten. 





Tras abandonar el caluroso Semiliki volvimos de nuevo a ascender hacia las mesetas centrales de Uganda, mucho más saludables. Ascendiendo por el valle nos pilló una buena tormenta, que, de hecho, fué casi la única lluvia del viaje. Comimos de nuevo en Fort Portal, antes de llegar al Queen Elizabeth, donde tuvimos que registrarnos para entrar en el Parque Nacional. 

Camino de Fort Portal, mirando hacia las Montañas de la Luna. 

Alfred fué recolectando un pequeño jardín botánico para su finca. 

Cada dos por tres Alfred nos hacía parar para comprar algo para picar: 
fruta, pinchos de carne, caña de azúcar como en este caso. 

Imagen de un facóquero (Phacochoerus africanus). Entretanto Tony
hacía el registro en el Queen Elizabeth National Park. 

Libélula inclasificable con mis escasos conocimientos. 

Ya en el PN Queen Elizabeth, antes de llegar al Pumba Safari Cottages, donde nos alojamos, pudimos disfrutar a placer de un grupo de elefantes africanos (Loxodonta africana). De hecho los contemplábamos desde nuestro alojamiento, sobreelevado sobre una extensa sabana. Todo un placer disfrutar de esta visión tomando una cerveza. El lodge es pequeño pero muy acogedor y bien situado. 







Vista desde nuestro alojamiento en el Pumba Safari Cottages. 

Y esto es lo que veíamos tomando una cerveza...

Estas son las dos cabañas en que nos alojamos. Bonitas y decoradas con buen
 gusto. Se notaba la mano de la mujer de Tony, que es sueca por cierto...
Por la noche los murciélagos revoloteaban cazando insectos. 






jueves, 2 de marzo de 2017

Uganda 2016. Octava jornada: Kibale Forest y Semiliki National Park

Uganda 2016: Kibale Forest National Park- Fort Portal-Semiliki National Park-Sempaya-Hot Springs-National Park Bandas. 
(15 de Octubre 2016)

Jornada en la que visitamos dos de los Parques Nacionales de Uganda, con un relativamente largo traslado entre ellos, por lo que vereís que hay menos imágenes que en anteriores entradas. Afortunadamente la carretera era bastante aceptable y el traslado se hizo por tanto más llevadero. 

El traslado a Semiliki supone un notorio descenso en altitud para llegar a frontera con la ahora convulsa República Democrática del Congo, en una zona más llana y boscosa, con un aumento notorio de las temperaturas. Nada que ver con el saludable clima de la parte central de Uganda. 

En un viaje largo como éste vale la pena visitar Semiliki, aunque la oferta de alojamiento es más bien escasa. No obstante estuvimos relativamente bien y si las cabañas eran algo precarias la comida fue, como mínimo, abundante y saludable. Eso sí, como siempre, las sábanas limpias y la cama con mosquitera, por lo que no podemos quejarnos.

Empezamos la jornada visitando el Kibale Forest National Park. Su mayor interés son las aves forestales y los chimpancés, que son su principal atractivo. Como en muchos de los parques es obligatorio estar acompañado de los guardas del parque. En este caso estaría minimamente justificado porque me dió la impresión de que los chimpancés eran bastante más agresivos que los gorilas. No obstante suelen estar en las ramas altas de los árboles, por lo que no los vimos demasiado bien. 


Abandonamos nuestra cabaña en el Kibale Safari lodge. 

Es increíble ver como aumentan su superficie de sustentación con sus raíces.

Contraluces en el Kibale Forest. 

Enseguida empezamos a oir a los chimpancés en las ramas más elevadas del bosque. La foto es por ello bastante testimonial. Estaban gritando todo el rato, todo lo contrario que los pacíficos y tranquilos gorilas. Para mi fue toda una sorpresa contemplar lo agresivos que son. 


Escandaloso chimpancé (Pan troglodytes) en el Kibale Forest. 

Otro gran primate, más evolucionado (Charlie zumosolicus spp paretense). 
Los grandes machos tienen el pelo y barba plateados, señal de madurez y estatus. 

Gran parte de la mañana estuvimos intentando localizar al ave estrella del bosque, pero no llegamos a verla. Carlos llegó a vislumbrarla, aunque fugazmente. Creo que era el Green-breasted Pitta (Pitta reichenovi). Lástima porque es muy bonita. De hecho vimos muy pocas aves y sólo realicé una imagen aceptable. 

Conquistador occidental o Western Nicator (Nicator chloris). 

Pero a falta de pan buenas son tortas. Me entretuve bastante con una bonita rana arborícola, que Oriol consiguió fotografiar con el teleobjetivo y con algunas de las mariposas. Las más grandes y vistosas se movían muchísimo y no pude captarlas. 

Mariposa diurna a contraluz. 

Otra mariposa, de aspecto bastante mimético.

Rana arborícola. Se aprecian muy bien las ventosas de los dedos.

Detalle de tan bonito batracio. 

Con unos enormes ojos, adaptados a la oscuridad de la selva. 

Se me olvidó poner algún objeto para ver la escala, pero eran enormes. 

Acabamos descansando un rato en la entrada del parque. Aquí fue donde realicé las mejores imágenes del Kibale Forest, como vereis a continuación. Ya en la carretera vimos a otra curiosa rapaz, de aspecto un tanto desaliñado diría yo, y que sólo conseguí clasificar gracias a Tony, nuestro guía.  


Momentos de asueto en el Centro de Interpretación del Kibale Forest National Park. 

Busardo gavilan o Lizard Buzzard (Kaupifalco monogrammicus). 

Otra imagen de tan bonita rapaz. 

Posiblemente un Gentle Monkey (Cercopithecus mitis spp stuhlmanni). 

Gracias a Tony se que es un aguilucho caricalvo común  o African Harrier-Hawk
(Polyboroides typus), supongo que un ejemplar inmaduro. 

Tras la comida en un céntrico restaurante en Fort Portal, nudo estratégico de comunicaciones (antes llegaba un tren construido por los británicos), la carretera inicia un pronunciado descenso hacia las llanuras que hacen frontera con la República Democrática del Congo hasta llegar a Semiliki. El calor ya era más sofocante y de turistas ni uno excepto nosotros. 

Descenso hasta las llanuras de Semiliki. 

Hasta las más empinadas laderas están cultivadas. 

Realizamos diversas paradas alrededor de la carretera. Carlos anotó los nombres: Ntoroko, Itosho, Natandi...Nombres muy bonitos, sonoros, cargados de contenido sin duda,  pero que me cuesta de asociar a los lugares donde paramos. En todo caso recuerdo muy bien los abejarucos, los murciélagos y un precioso alción. Ahí van las imágenes. 

Podeís intuir por el atuendo de Oriol que hacía más calor. 
No obstante no era la canícula sofocante de Gambia. 

En la llanura hay extensas plantaciones de caña de azúcar. 
Tras la recogida queman los campos. 

Obispo anaranjado o Northern Red Bishop (Euplectes franciscanus). 

Abejaruco gorgirrojo o Red-throated Bee-eather (Merops bulocki). 

De los abejarucos más bonitos sin duda. 

Bisbita africano o Grassland Pipit (Anthus cinnamomeus). 

Os dejo ahora una serie dedicado a uno de los más bonitos alciones. Se trata del alción cabeciblanco o Grey-headed Kingfisher (Halcyon leucocephala). Son martines pescadores más bien insectivoros y éste ejemplar se dejo fotografiar bastante bien. Además el día estaba nublado, con una luz difusa magnífica. 




Murciélago de alas amarillas o Yellow-winget Bat (Lavia frons). 

Visitamos a continuación unos manantiales termales llamados Hot Springs, por la zona de Sampaya. Es una zona curiosa, con pasarelas de madera para evitar el hirviente suelo. Hay dos manantiales, dedicados al hombre y la mujer, no sé muy bien porqué. Empezamos por el Female Hot Spring. 

Capuchino bronceado o Bronze Mannikin (Lonchura cocullata). 

Saltamontes inclasificable con mis conocimientos. Vimos muy pocos.
Imagino que los alciones y otras aves dan buena cuenta de ellos. 

Fotogénicas flores de una planta trepadora muy común. 

Tampoco desentonan estos curiosos frutos. 

Pasarelas sobre el infierno. 

Female Hot Spring. No se si lo de hembra es por algún simbolismo fálico...

Detalle del surtidor de agua caliente. No todo es Yellowstone o Islandia...

Este otro surtidor remedaba una especie de cono volcánico. 

Texturas del agua hirviente y las costras depositadas  en el manantial. 

Son imágenes realmente muy fotogénicas. 

Era increíble ver  estas avefrías en tan infernal lugar. Parecían estar
muy a gusto, sin duda bien calentitas.Se trata de la avefría
espinosa o Spur-winged Lapwing (Vanellus spinosus). 

Tras un corto tramo boscoso llegamos al Male Hot Spring. Aquí el agua caliente fluye de manera más difusa, rezumando del suelo en una amplia superficie. Si los romanos hubieran pasada por aquí habrían montado una termas sin duda. Acabamos la jornada en el campsite del National Park Bandas de la Uganda Wildlife Authority. 

Imágenes de una gran colorido. 

Algunos de los árboles son realmente gigantescos. 

A falta de aves siempre podemos entretenernos con texturas. 

Por las pasarelas que nos llevan al Male Hot Spring.

Calaos carigrís o Black-and-White Casqued Hornbill (Bycanistes subcylindricus). 

Buitre palmero o Palm-nut Vulture (Gypohierax angolensis). 
En este caso haciendo honor a su nombre. 

No recuerdo que miraban, aunque creo recordar que era una rapaz. 

Vamos...que lo pone clarísimo...

En esta otra zona no hay surtidores tan expectaculares. 

Pasarela hacia el Cielo...

A pesar de todo la vegetación le gana la partida a los Fuegos del Averno. 

Campsite del National Park Bandas en Semiliki. Parece un poco destartalado
pero nos dieron de comer relativamente bien dado lo precario del lugar.
En la caseta del fondo vive uno de los guardas que nos acompañaría.