Urogallo

Urogallo

domingo, 3 de junio de 2018

Orquídeas II

Seguimos con esas pequeñas maravillosas flores: las orquídeas de Gallecs.  

Vamos con la segunda entrada de esta primavera en Gallecs. Empieza a hacer calor y previsiblemente esta explosión de orquídeas disminuirá de intensidad. De hecho ya hemos visto casi todas las especies que esperábamos encontrar, aunque falta todavía alguna de las que me hacen más ilusión. 

Empezamos con la abundantísima este año flor d'abella o orquídea abeja (Ophrys apífera). Es sin duda una de las orquídeas más bonitas. No por ser de las más frecuentes nos tenemos que olvidar de sus delicados colores. Fijaros que hay dos variedades, con los sépalos de color blanco o rosado. Ahi van unas cuantas imágenes, del conjunto al detalle. 









Continuamos con el curraià grog (Cephalenthera damasonium). Este año habían bastantes ejemplares en el bosque, pero ya estaban bastante pasados. Del curraià blanc (Cephalenthera longifolia) hemos visto algún pie, pero por el momento no ha florecido. Si fuera así añadiré la imagen más tarde. Estaremos a la espera, aunque no hace pinta con esta calor que ha llegado de golpe. No he hallado un nombre castellano que no sea una adaptación del latín y por tanto los omito. Haré lo mismo con el resto de especies. 


Una curiosa orquídea es la flor de l'home penjat o flor del hombre ahorcado (Orchis anthropophora). El nombre lo dice todo. Fíjaros que curiosamente uno de los brazos siempre se dirige hacia las partes pudendas. Oriol encontró 3 pies, de tamaño bastante pequeño, pero el trípode y el objetivo macro compensaron la relativa pequeñez de los ejemplares. Una de las orquídeas más bonitas y curiosas. 





Una orquídea que no suele ser identificada como tal es el cavell violaci o planta hambrienta en castellano (Limodorum abortivum), en alusión a su supuesto carácter saprofito. Aunque no tenga hojas en realidad parece que sólo parasita hongos. Parece un espárrago o un orobanche, éste último auténtica planta parásita. Ahí van las fotos. 





Gran sorpresa fué ver (por supuesto Oriol...) un bimbo para Gallecs: la abellera catalana (Ophrys catalaunica), especie al parecer endémica de estos lares. Realmente es una orquídea muy bonita, de la que hallamos un sólo ejemplar, en el arcén de una carretera por cierto. Esperemos que vuelva la próxima primavera y con más pies. 


 
 

Hemos vista bastantes ejemplares de epipactis de fulla ample (Epipactis helleborine), aunque pocos de ellos florecidos. Espero poner más adelante alguna foto mejor si siguen floreciendo. 





Otra orquídea que cuesta de asociar a la percepción de este grupo de flores es el gall longipètal (Serapias vomeracea). Yo las encuentro especialmente bonitas y casi fascinantes, con esa especie de gruta en la que se deben adentrar los insectos. Ahí van algunas imágenes. 








Por último, acabo esta segunda entrada primaveral con una orquídea especialmente abundante esta primavera. La flor es bastante pequeña, pero es muy bonita la forma piramidal del grupo de flores. Se trata, por supuesto, de la flor caputxina (Anacamptis piramidalis).  Me cuesta seleccionar las mejores imágenes. Ahí van algunas. 










sábado, 26 de mayo de 2018

Orquídeas I

Esas pequeñas maravillosas flores: las orquídeas de Gallecs.  

A un tiro de piedra de mi casa tenemos la suerte de tener un pequeño rincón que se salvó de la vorágine constructora del desarrollismo franquista de los años 60 y 70 gracias a la lucha de los vecinos de las localidades colindantes: Gallecs. 

Es un paisaje ondulado formado por dos carenas de escasa elevación, atravesados por dos rieras que llevan agua ocasionalmente. Constituye un mosaico de bosques de pinos, encinas y robles, con algunos caducifolios en las rieras, alternado con cultivos de cereales y huertas. 

Un lugar perfecto para que medren múltiples especies de animales y plantas. Más de un "bimbo" ornitológico lo he hecho en esta pequeña comarca. Recuerdo especialmente el cernícalo patirrojo. Hoy voy a destacar este pequeño tesoro que son las orquídeas. 

Todo empezó con el Trabajo de Investigación que hizo mi vástago Oriol hace años en el Instituto sobre la distribución de las especies de orquídeas. Creo recordar que, en un pequeño rectángulo de apenas un Km cuadrado halló nada menos que 14 especies de orquídeas. 

Aprovecho esta lluviosa primavera para mostraros algunas de estas orquídeas, aprovechando que Oriol está haciendo un segundo censo, aunque la verdad es que he seguido manteniendo la afición de verlas y fotografiarlas.  Ha sido una auténtica explosión de orquídeas y es todo un placer darse un paseo casi todas las semanas y ver, emocionados, como esos pies se transforman en tallos y flores. 

Como que son bastantes las orquídeas que van apareciendo os haré un par de entradas, esperando a las orquídeas más tardías que esperemos que vayan apareciendo, especialmente si se mantienen este ritmo regular de lluvias, aunque parece que los chubascos generalizados se han detenido estos días. 

Empezamos por la primera en aparecer, que es la Himantoglosum robertianum, llamada mosques grosses en catalán y orquídea gigante en castellano.  Es la mayor de nuestras orquídeas, no siendo raros los pomos de flores de hasta 20-30 cm. En Gallecs suele aparecer en Febrero o Marzo, aunque este año su aparición ha sido bastante tardía. 







Continuamos con especies ya mas diminutas, pero muy bonitas. En este caso se trata de una orquídea más escasa en Gallecs, primeriza también, tanto que vereís una foto y al cabo de unos pocos días el mismo pie sobreviviendo a una nevada tardía. Se trata de la abellera fosca o abejera negra (Ophrys fusca). 





Una de las orquídeas que me gustan más es la abellera aranyosa (Ophrys sphegodes spp passionis). No he encontrado una traducción muy  exacta al castellano. Esta especie parece que tiene varias subespecies. En Gallecs todas las que hemos visto eran passionis.  Me cuesta elegir que fotos poner. Ahi van unas cuantas. 










Seguimos con otra orquídea que no es de las muy abundantes en Gallecs, aunque acude todos los años a nuestra cita primaveral. Es la llamativa abellera groga o abejera amarilla (Ophrys lutea). Es bastante complicada de fotografiar, o al menos me lo pareció a mí. 





Acabo esta primera entrada con una de las joyas de Gallecs: la abellera de mirall (Ophrys speculum), llamada en castellano orquídea espejo, que suena bastante mal por cierto. Este año sólo hemos encontrado un pie de la especie, aunque es posible que crezca en un par de localizaciones más.